¿Endodoncia o implantes?

0

¿Dientes naturales o implantes? Esa es la cuestión. Cada año, miles de pacientes tienen que decidir entre mantener un diente por medio de un tratamiento de endodoncia (tratamiento de conductos) o extraer el diente y reemplazarlo por algún tipo de prótesis artificial. La European Society of Endodontology (ESE) advierte a los pacientes que consideren las opciones de tratamiento cuidadosamente, y que tengan en cuenta las consecuencias a largo plazo.

Recientemente ha habido una tendencia a extraer dientes que podrían haberse salvado con un tratamiento de endodoncia, sustituyéndolos por implantes colocados en el hueso maxilar. Tanto mantener como extraer el diente tiene sus ventajas e inconvenientes, si bien es evidente que debería darse prioridad a los tratamientos con los que se pueda salvar el diente natural, evitando la necesidad de reemplazar el diente mediante una prótesis artificial.

Un tratamiento de endodoncia correctamente realizado puede mantener un diente siempre que se mantenga una buena higiene oral y el consiguiente mantenimiento profesional . Los implantes son una posible solución para reponer dientes ausentes, si bien no tienen mayores porcentajes de éxito que los tratamientos de endodoncia realizados en dientes naturales. Además los implantes a menudo necesitan un mayor seguimiento y mantenimiento, lo cual supone un coste extra, para asegurar su supervivencia. Es evidente que la mayoría de los pacientes preferiría conservar sus dientes naturales a llevar un implante.

Gracias a las actuales técnicas de anestesia local, tanto los tratamientos de endodoncia como los implantes, son técnicas indoloras. En cuanto al coste, extraer un diente y reemplazarlo por un implante o una prótesis dental es más caro que el tratamiento de endodoncia y la posterior restauración del diente natural. Los dientes naturales permiten a los pacientes masticar eficazmente, de hecho, tras un adecuado tratamiento de endodoncia el diente funciona igual que cualquier otro, proporcionando una adecuada función masticatoria y una apariencia natural. La masticación con un diente artificial puede ser menos natural y agradable.

No importa lo eficaces que puedan llegar a ser las modernas prótesis dentales ya que ningún diente artificial puede reemplazar plenamente al diente natural. Desde la perspectiva de los pacientes preservar los dientes es lo más sencillo, y vale la pena con la ventaja de mantener sus dientes sanos y naturales. Desgraciadamente hay una tendencia a extraer dientes que podrían mantenerse y reemplazarlos de forma innecesaria por implantes. Los odontólogos deben asegurar que los pacientes tengan la información y asesoramiento adecuado y proporcionarles el mejor tratamiento dental posible.

Leave a Reply